Vista dinámica

miércoles, 17 de julio de 2013

El cine 3D: expectativa vs. realidad


Ayer asistí al cine junto con mi novia. Fuimos a Cinemacenter del complejo La Barraca Mall, en Mendoza (Argentina), y con mucha expectativa de mi parte vimos la taquillera Guerra Mundial Z, pero no voy a escribir sobre el contenido de la película sino sobre los detalles de la proyección, en este caso 3D.
Como nunca (en mis 29 años) había visto una película 3D me pareció que era una buena oportunidad ya que este filme prometía muchos efectos audiovisuales, además de ser un genero de mi gusto. A pesar de haber sido una sensación interesante y fuera de lo común debo decir que no me dejó del todo satisfecho. Por este motivo busqué información al respecto, la que ahora comparto con ustedes, y que nos permitirá sacar alguna conclusión objetiva sobre nuestra calidad de cine tridimensional.

No niego que hay algún caso en el que el 3D de alguna producción ha conseguido dar un toque distintivo a esas películas, sin embargo en este primer contacto sentí que no es más que una excusa para cobrar más caras las entradas. Pero sin precipitarnos a dar un veredicto concluyente vamos a ver primero los aspectos tecnológicos para luego terminar con mi opinión acerca de la experiencia en el día de ayer como así también la de otras personas. Pero vamos por partes dijo Jack!



¿Que es el cine 3D?

Recibe la denominación de cine 3D la tecnología de filmación y proyección de cine que simula la visión tridimensional humana real.

El cine 3D

Se sabía que el cerebro creaba la sensación de tridimensionalidad sumando las dos imágenes que recibía a través del ojo izquierdo y del derecho. Lo que faltaba, era crear una solución técnica que permitiera proyectar esas dos imágenes de forma separada para que el cerebro las uniera.


¿Cual es el origen del cine 3D?

Películas anaglíficas

Las imágenes de anaglifo o anaglifos son imágenes de dos dimensiones capaces de provocar un efecto tridimensional, cuando se ven con lentes especiales (las típicas gafas 3D, con los filtros rojo/cian, o rojo/verde y rojo/azul).

Las imágenes de anaglifo o anaglifos


Se basan en el fenómeno de síntesis de la visión binocular y fue patentado por Louis Ducos du Hauron en el 1891. Las imágenes de anaglifo se componen de dos capas de color, superimpuestas pero movidas ligeramente una respecto a la otra para producir el efecto de profundidad.


Experimentos con imágenes en movimiento

Entre 1890 y 1920 se hicieron diferentes pruebas de sistemas cinematográficos en 3D, pero ninguno tuvo éxito por su complejo mecanismo. Los pioneros en esta nueva rama del cine fueron, principalmente, William Frieese-Greene, Frederick Eugene Ives, Edwin S. Porter y William E. Waden.

En 1922 llegó el primer largometraje en 3D a las salas comerciales de Los Ángeles. El productor Harry K. Fairall y el camerógrafo Robert F. Elder, utilizaron el método de la doble proyección a partir de dos películas de celuloide, separando la imagen mediante los colores rojo y verde; donde cada color era captado sólo por uno de los ojos, mediante unas gafas con cristales rojo y verde respectivamente. La película The Power of Love no tuvo ningún éxito pero fue el verdadero inicio del interés real por la cinematografía en 3D. Con la caída de Wall Street en 1929, el desarrollo del cine tridimensional se detuvo. La Alemania nazi ya utilizaba este formato de 3D para el Ministerio de Propaganda de Joseph Goebbels.


La estereoscopía

Es necesaria una cámara capaz de capturar imágenes (fotografías) en tres dimensiones. La visión binocular humana, produce dos imágenes (una para cada ojo) que luego se mezclan en el cerebro creando la imagen 3D. Estas cámaras, intentan imitar este comportamiento, utilizando dos objetivos (o dos cámaras separadas estratégicamente)

La estereoscopía

Hubo que esperar hasta 1934. Año en que la Metro Golden Mayer presentó algunos cortos rodados en 3D y que tuvieron bastante éxito. En Europa, Louis Lumière presentó su famoso film Llegada del tren en un cine 3D, vuelta a rodar con una cámara estereoscópica. El cine tridimensional ya se había introducido en la sociedad.

Lo que faltaba, era la llegada del color. Aunque todas las películas en 3D se rodaban en color, el paso a la separación en colores rojo y verde (anaglifo) hacía que los espectadores obtuvieran una imagen en blanco y negro. La llegada de los filtros polarizadores patentados por Polaroid supuso un gran cambio, ya que no solo era posible revelar las películas en color sino que se sustituía el uso de las gafas con cristales de color rojo y verde por otras con filtros polarizados de Polaroid, que permitían ver los colores.

El inconveniente de este sistema era que se proyectaba con dos proyectores simultáneamente sobre la misma pantalla, por lo que era difícil mantener la sincronización; cualquier reparación en una de las cintas debía repetirse en la otra. Además requería dos operadores en vez de uno y una pantalla especial, metálica para que mantuviera la polarización, que en una pantalla normal se perdería.


Avances cinematográficos

En los años 1960 hubo estrenos ocasionales de películas en 3D, pero fue Arch Oboler quien se encargaría de su nuevo resurgimiento creando el nuevo sistema Space-Vision 3D que imprimía dos imágenes superpuestas en una sola tira de película y que permitía utilizar un único proyector equipado con una lente especial.

En 1970, la marca Stereo-Vision desarrolló otro sistema, en el que las imágenes eran comprimidas una al lado de la otra sobre una misma tira de película de 35 mm y proyectadas mediante una lente anamórfica a través de filtros Polaroid. Con este sistema se eliminaba el peligro de la desincronización.

En la década de los 1980, el formato IMAX supuso un nuevo despegue del cine en 3D, pero no duró mucho tiempo.

IMAX

En los inicios del tercer milenio, el director James Cameron dio nueva vida a este formato con la película Ghosts of the Abyss, el primer largometraje en editarse en formato IMAX 3D en 2003.


¿Como funciona actualmente el cine 3D?

Es que los diferentes sistemas de cine en 3D intentan reproducir la manera en que nuestros ojos registran imágenes en el mundo real.
La visión estereoscópica, nombre que recibe la visión binocular de un objeto mediante dos ojos, produce la sensación de tridimensionalidad cuando el cerebro procesa dos imágenes 2D “capturadas” desde puntos ligeramente diferentes. Para que un ser vivo pueda disfrutar de visión tridimensional, es indispensable que disponga de dos ojos situados en el frente de su cráneo.

La visión estereoscópica

Se trata de una adaptación evolutiva imprescindible para seres que, por ejemplo, necesitan moverse con seguridad dando saltos de una rama de un árbol a otra. Sin la visión estereoscópica resulta imposible calcular las distancias correctamente. También es indispensable para los depredadores, que necesitan calcular la distancia a la presa para cazar con eficiencia.

El cada vez más popular cine 3D intenta que el espectador perciba la película de la misma forma que percibe el mundo real. La principal limitación con la que se topan los ingenieros es la bidimensionalidad de las pantallas sobre las que se proyectan los largometrajes. Pero una ingeniosa combinación de tecnología y biología hacen posible disfrutar de espectáculos en "tres dimensiones".


Como mostrar imágenes en 3D

Las primeras películas en tres dimensiones hacían uso de una técnica basada en el color. El espectador utilizaba unas gafas especiales que cubría un ojo con un celofán semitransparente de color rojo y el otro con uno de color azul. La película consistía en dos imágenes superpuestas, con las porciones que deben ser vistas por uno u otro ojo del color opuesto al del celofán. El resultado es que cada ojo solo ve la imagen que le corresponde. A pesar de lo simple del sistema, se percibe una relativamente buena “sensación 3D”. Si mirásemos la película sin las gafas, sólo veríamos una imagen doble en color azul y rojo.

Antiguas gafas 3D

Pero, en la actualidad, gracias a la microelectrónica, se han reemplazados las gafas de celofán por otras que tienen un filtro LCD, que se sincroniza con el sistema de proyección para tapar uno u otro ojo según corresponda y a la que denominamos activas, o las ya mencionadas Polaroid que como veremos son pasivas (no necesitan energía para polarizar).

Nuevas gafas 3D

Concretamente, se proyectan dos películas a la vez, una para cada ojo, con frames intercalados. Cuando en la pantalla se proyecta la imagen correspondiente al ojo derecho, las gafas oscurecen el cristal frente al ojo izquierdo, y viceversa. Si la frecuencia de proyección es suficientemente elevada, el mecanismo ojo-cerebro no detecta parpadeos de ninguna clase y la sensación 3D es muy convincente.


Como capturar imágenes en 3D

Por supuesto, para que todo esto funcione es necesario de disponer de películas que hayan sido filmadas con el formato adecuado para su proyección mediante estos sistemas. Como el lector habrá deducido, se necesitan al menos dos cámaras de video que capturen las escenas a la vez. Una recogerá las imágenes que luego se proyectaran para el ojo izquierdo, y la otra hará lo propio con las correspondientes al ojo derecho.

Por ejemplo el equipo utilizado por LucasFilms se compone, obviamente, de dos cámaras. Pero no se ubican una al lado de la otra, horizontalmente, copiando la disposición de los ojos en un rostro humano. En lugar de ello, una de las cámaras se encuentra apuntando hacia el objetivo, en forma normal, mientras que la otra apunta hacia el piso, a 90 grados respecto de la primera. En el punto que la línea imaginaria que atraviesa a cada cámara se cruza, hay un espejo semitransparente colocado en un ángulo de aproximadamente 45 grados, que actúa como un divisor del haz y ayuda a crear el efecto 3D.

Equipo utilizado por LucasFilms

Mientras que la cámara vertical permanece estacionaría, la otra se desliza horizontalmente de izquierda a derecha. De este modo, la intensidad del efecto 3D varía en función de posición relativa entre ambas cámaras y la escena a registrar. Una vez que las cámaras han hecho su trabajo, un equipo especial se encarga de llevar a cabo el resto de la magia.


Diferencias entre las películas de 35mm y las digitales

El sistema digital de proyección mejora la calidad de la exhibición tradicional de 35mm en cuanto a que mantiene la misma definición de imagen a lo largo del tiempo, sin perder su nitidez original.

Además, tiene diferencias en el sistema operativo ya que en el sistema digital no es necesario contar con la película de manera física sino que es cargada digitalmente por medio de un código (disco rígido) que otorga la distribuidora para que se exhiba durante un determinado período acordado por las dos partes.


IMAX vs. sistemas digitales

En el mundo hay cuatro formatos distintos para proyectar 3D en los cines: el XpanD 3D, el IMAX 3D, el Dolby 3D y el RealD. No voy a entrar en el campo del sistema XpanD, solo diré que utiliza gafas que se polarizan eléctricamente mediante pilas o baterías (activas), lo que nos hace pensar que es un sistema superior, dado que producen un efecto estroboscópico sincronizado con la imagen. Hablaremos de Imax por un lado y de los sistemas digitales por el otro (RealD y Dolby digital) que utilizan lentes pasivos.


IMAX

Como no es un sistema muy difundido en Argentina no voy a entrar en detalle. IMAX tiene un proyector que pasa películas de 70mm, y que cuando proyecta 3D, pasa dos "cintas" al mismo tiempo (una para cada ojo como ya hemos mencionado).

Proyector IMAX

Tiene la capacidad de proporcionar imágenes a mayor tamaño y definición que los sistemas convencionales. Aunque inicialmente se destinó exclusivamente para la proyección de documentales, desde el año 2002, algunas películas han sido convertidas en formato IMAX.


RealD 3D

Este es el formato que respalda James Cameron, defensor del 3D como futuro del cine y director de grandes clásicos del cine mundial. El RealD es el sistema 3D más usado en el mundo (con más de 5.000 salas). A simple vista los lentes parecen lentes oscuros cualquiera, y lo bueno es que para los cines son muy baratos.

Estos lentes son polarizados de manera circular, lo que significa que tiene que proyectarse en una pantalla especial, conocida como pantalla “plateada”. Por otro lado puede proyectarse en pantallas más grandes sin pérdida de calidad, lo que permite por ejemplo tener 3D en salas más grandes de lo normal, como las salas XD del Cinemark. Otra gracia de la polarización circular es que no se pierde el efecto si uno inclina la cabeza para apoyarla en el hombro del ser querido, por ejemplo.

Proyector RealD

Los expertos dicen que este formato tiende a producir más “fantasma” que los demás. Es decir, ese efecto en que algunas cosas se ven dobles como cuando la antena está mal puesta. Esto depende bastante de la película en cuestión eso sí, y suele ser casi imperceptible. La principal gracia del RealD en todo caso, es que es notoriamente más brillante y la imagen se percibe menos oscura que en el otro formato 3D (Dolby). Las escenas oscuras siempre han sido un problema en 3D (como las escenas de noche, o debajo del agua), así que esto es bastante importante.


Dolby 3D

A diferencia del RealD, el Dolby 3D puede proyectarse en pantallas comunes y corrientes (“blancas”) por lo que debe ser más cómodo para los cines ajustar sus salas según la demanda. La diferencia es que los lentes tienen un costo más caro.


Estos lentes son de polarización lineal, y lo que hacen es filtrar colores primarios. A simple vista los lentes se ven de un color “tornasol”, con uno más rojo que el otro. Como los lentes tienen una polarización “lineal”, si uno enchueca la cabeza para apoyarla en el hombro del ser querido, se pierde un poco el efecto 3D. También son un poco más reflectantes, por lo que a veces uno ve el brillo de sus propios ojos cuando está viendo la película. O si usted usa lentes, ve el brillo de sus propios cuatro ojos reflejados, lo cual puede ser apestoso.

Proyector Dolby

Una ventaja de este formato por sobre el RealD es que tiene menos “fantasma”, y los expertos aseguran que es más efectivo para lograr el efecto de “profundidad”, versus el efecto de “salir de la pantalla”. Lo malo de esta tecnología eso sí, es que es más oscura que el RealD, y requiere que el proyector tenga más potencia para que se vea luminoso.


¿Que sistemas se usan en Argentina?

En la Argentina existe un sistema de 70mm de proyección tradicional (sistemas digitales). Pero estos últimos tienen mayor cantidad de títulos disponibles que IMAX. Para hacer una referencia rápida, se estima que hay unas 1.000 pantallas de cine en el total de la Argentina, por lo que todavía no se ha llegado ni al 5% de la digitalización.

En cuanto al sonido, todas las salas tienen más o menos el mismo sistema de sonido digital, salvo las salas XD del Cinemark que tienen 7.1. Pero este artículo es sobre la parte visual de las películas, lo demás es tema aparte.


¿Que sistema usa Cinemacenter?

La sala 3D de Cinemacenter utiliza los proyectores NEC junto con un sistema de almacenamiento de películas y conversión a 3D de Dolby. Las películas llegan en un disco rígido al cine para ser copiadas en el servidor del proyector. Al ingresar en las salas, se les entrega a los espectadores los anteojos polarizados.


¿Cual fue mi sensación después de ver Guerra Mundial Z en 3D en Cinemacenter?

No puedo decir que el cine 3D en Argentina es malo porque no he visto suficientes películas que me demuestren eso. Es difícil dar una sentencia total sobre cual sistema es mejor, lo bueno sería ver una película y comparar varias escenas con las mismas en todos los sistemas. La primera vez que escuché el término me imaginé el cine envolvente, en donde toda la película te rodea o sobresale de la pantalla. A priori mi sensación es que te hacen pagar mas plata, para ver algo con LA MISMA TECNOLOGÍA DE HACE 50 o 100 AÑOS! y encima lo venden como "algo novedoso" y del siglo 21. Pero siendo optimista podría decir que si no hubieran salas 3D estaríamos preguntándonos ¿para cuando el cine 3D?

El error en los cines está en que algunos utilizan pantallas viejas, dando un muy mal resultado. ¿Pero la diferencia entre las pantallas es ES VITAL. Mi experiencia fue que la película se veía un grado obscura, y por momentos no se distinguían bien las escenas en los interiores de los edificios en obscuridad.

Según opinan el principal beneficio del RealD por sobre el Dolby 3D de los demás es el brillo de la imagen. Puede ser más relevante el hecho de que el 3D, por regla general, daña la luminosidad de los colores, resultando mucho más oscura, algo que sirve para hacer trabajar más al ojo humano para intentar compensar esa pérdida.

Además, podría decir que no todo se veía en 3D si no algunas escenas puntuales -me atrevería a decir que solo se ve en profundidad un 20% de la película, mientras que otro 10 o 15% se veía borroso-. Especialistas en la industria, aseguran que en la mayoría de las cadenas de la Argentina, se encuentran lentes fuera de foco, aunque no me atrevo a decir si los problemas que experimenté se debian a las lentes, a la pantalla, al proyector o a la película en sí.


Conclusión

El buen resultado de una proyección 3D depende de muchos factores. Por una parte están los HECHOS, o sea, la información dura que nos brindan los fabricantes y expertos sobre los distintos formatos 3D, y por otro lado están las OPINIONES, que varían según cada quien.

Otra gran carencia es el hecho de que son pocas las cintas que realmente se ruedan en 3D, ya que parece que es más barato convertirlo a posteriori y el éxito es similar.

La proyección de imágenes en tres dimensiones, tal como pueden verse en algunas películas de ciencia ficción, utilizando hologramas o tecnologías similares, que permiten ver una escena desde todos los ángulos, aún resulta esquiva a los ingenieros. Sin embargo, las técnicas descritas más arriba sirven, por ahora, para que disfrutemos del cine con un grado mayor de realismo.

Indudablemente el Imax corre con la ventaja gigante de tener una pantalla descomunal, cosa que en los sistemas digitales usan la pantalla normal. Como hemos podido ver cada uno de los sistemas tiene sus pro y sus contra. Si eres de esas personas que cree que es una pérdida de plata, esto no te va a convencer de lo contrario. Esto no es para venderte el 3D, es para que lo consumamos mejor.

Esperemos que en un futuro se reinvente el cine 3D, que aproxime más a la realidad, que no necesite de gafas y que no sea una estafa económicamente. Vos ¿que experiencia has tenido?¿que opinas al respecto?

Fuentes: wikipedia, taringa, cinesargentinos, lgblog
Palabras clave: cine, películas, film, cámara, grabación, tridimensional, anaglifos, estereoscópico, bifocal, polarización, lentes, pantalla, proyector, realismo, profundidad.

3 comentarios:

  1. Muy interesante tu reflexión acerca del 3D, y también todo lo que cuentas de su historia. Yo de momento, lo veo como un efecto más, que realmente, no ayuda a que una película vaya a ser mejor o peor. No soy una gran fan de este sistema, aunque he visto más de una peli en 3D. Se nota mucho sobre todo si ya ha sido rodada en ese formato, o adaptada después. Por mi parte sigo viendo el 3D como una excusa para sacarnos el dinero, así que no veo muchas pelis en ese formato. Me es innecesario para saber si esa peli es buena o no.

    ResponderEliminar
  2. ME PARECIÓ UNA NOTA MUY INTERESANTE, ADEMAS DE QUE SE NOTA QUE HAS INVESTIGADO BASTANTE PARA DAR UNA VERDADERA EXPLICACIÓN SOBRE EL "CINE 3D". EN CUANTO A MI EXPERIENCIA PERSONAL, PUEDO DECIR QUE LA SENSACIÓN DEL 3D DEPENDE BASTANTE DEL TIPO DE PELÍCULA, NO HE VISTO MUCHAS PELÍCULAS EN 3D PERO A MI PARECER SE PUEDE DISFRUTAR MEJOR DEL 3D CUANDO SE TRATA DE UNA PELÍCULA DE ANIMACIÓN. TAMPOCO ES QUE SE VE EL 100% DE LA PELÍCULA EN 3D. ES CUESTIÓN DE PACIENCIA Y ESPERAR QUE LLEGUE EL VERDADERO 3D A LA ARGENTINA.
    MUY BUENA NOTA!

    ResponderEliminar
  3. Oye que blog tan bueno, y el contenido está super, felicidades

    ResponderEliminar

Todos los mensajes son moderados por el administrador