Vista dinámica

martes, 23 de octubre de 2012

Hibrido imposible: Planta-Animal

Hibrido imposible: Planta-Animal

Con el correr del tiempo, en diferentes artículos hemos visto animales raros, animales que parecen sacados de historias de ciencia ficción. Algunos de los que conocimos poseían la capacidad de camuflarse en su entorno como por ejemplo el pez piedra o el insecto palo. Sin embargo, nunca habría imaginado algo como esto: una extraña criatura salvaje mitad planta-mitad animal, tan extraña pero a su vez con un nombre precioso "Eastern Emerald Elysia". ¿Será posible que un animal pueda vivir de la fotosintesis como las plantas?

Este hermosa hoja en forma de babosa de mar Elysia chlorotica vive en charcas poco profundas a lo largo de la costa atlántica de América del Norte, le gusta comer algas, lo mas curioso del caso es que una sola comida es suficiente para toda su vida!. Luego vive mediante la fotosíntesis como cualquier otra planta, rompiendo la definición más básica entre los reinos "animal" y "vegetal".

Hibrido imposible: Planta-Animal

Puede que no sea fácil "ser verde", pero para esta babosa resultó ser muy eficiente!. Este es el único ejemplo natural de genes compartidos entre los reinos de los "vegetales" y los "animales".
Las babosas jóvenes poseen un color marrón hasta que comen su primer comida "verde", después de eso, están listos para hacer un pigmento de clorofila por sí mismos que les servirá para el resto de sus vidas!

La Elysia chlorotica, es una babosa de mar que ha robado genes suficientes para convertirse en el primer animal que puede generar clorofila como una planta. Sólo tiene que utilizar los cloroplastos de las algas que comen. Este fenómeno, aunque raro, que se conoce como cleptoplastia. Es más, parece que tienen los genes particulares que los hacen capaces de mantener el procesamiento de estos cloroplastos de una manera coherente y sostenible.

Hibrido imposible: Planta-Animal

¿Qué clase de sorpresas se pueden encontrar en una piscina poco profunda? Pues hay muchas! La Elysia chlorotica le gusta habitar salinas, marismas, lagunas y riachuelos poco profundos, a una profundidad de 0 m hasta 0,5 m. Todo esto debería servir como un buen estímulo para mirar más de cerca en pantanos y marismas. No es positivamente sorprendente la biodiversidad microscópica que todavía hay por descubrir a nuestro alrededor!

Hibrido imposible: Planta-Animal

Considere la posibilidad que tiene la Elysia chlorotica: cuando se trata de consumo de los cloroplastos, una ingesta es suficiente!. Es la máxima expresión de la energía solar: comer únicamente una planta, la convierte en fotosintética durante el resto de su vida.

Video que muestra su alimentación con las algas (muy apetitoso!).


Cuando se mastica su comida favorita -algas intermareales de Vaucheria litorea- sostiene la cadena de algas firmemente en su boca y, como si se tratara de una sorbete, succiona el contenido.

Una vez que una babosa joven se sorbió su primera comida de algas cloroplasto, no tiene que comer de nuevo durante el resto de su vida. Todo lo que tiene que hacer es "tomar sol".

Elysia crispata también almacena y convierte los cloroplastos dentro de sus tejidos. Intrigante vista de la piel de esta "máquina verde":

Hibrido imposible: Planta-Animal

La descripción más científica de esta criatura suena bastante impresionante: "un molusco gasterópodo marino opistobranquios" pero su apodo es más interesante "Elysium":. Podría haber una conexión con los Campos Elíseos como un concepto mitológico de la vida futura en la antigua Grecia o tal vez incluso los Misterios de Eleusis -famosos ritos de magia-, las experiencias psicodélicas, o más bien inducidas solo por drogas a base de plantas. Ciertamente, la magia genética que esta babosa demuestra es digna de un nombre relacionado con misterios eleusinos!

Todo en una sola familia: un personaje pintoresco tras otro!

Elysia chlorotica no solo puede ser la fusión única de una planta y un animal, sino que también pertenece a una familia oportunamente extravagante: es un miembro del clado Sacoglossa en la familia de las Placobranchidae, los llamados "chupadores de savia babosas de mar", ya que viven "chupando la savia" de sus algas favoritas. Los miembros de este clado puede asemejarse superficialmente al tipo nudibranquios -pero ellas son tan extrañas, como sus más conocidos "nudi" primos!

He aquí una muestra de la diversidad asombrosa de sacoglossan:

Hibrido imposible: Planta-Animal


Elysia chlorotica se relaciona con Elysia ornata, que esta verdaderamente "adornada", tal como su nombre lo indica:

Hibrido imposible: Planta-Animal

Elysia crispata no tiene un caparazón y debido a su aspecto extravagante, también se le llama "babosa de mar lechuga":

Hibrido imposible: Planta-Animal

Hibrido imposible: Planta-AnimalHibrido imposible: Planta-AnimalHibrido imposible: Planta-Animal


El interior de esta babosa es bastante impresionante: se ve como una pintura de vanguardia y no parece fuera de contexto para adornar el interior de cualquier galería de arte moderno:

Hibrido imposible: Planta-Animal

Aquí aun mas bella está teñida de azul (Imagen izquierda). A la derecha hay otra relacionada, la Cadinella ornatissima, clasificadas entre los tipos nudibranquio y sacoglossa:

Hibrido imposible: Planta-Animal

Más diversidad: Cyerce se muestra a la izquierda, y la Olea hansineensis desde el Friday Harbor Laboratories, en San Juan Island, Washington:

Hibrido imposible: Planta-Animal

Así que... ¿los seres humanos también deberíamos aprender el truco y empezar a "vegetar"?

A estas alturas, después de oír hablar de la muy "estresante" vida de esta criatura -convertirse en verde, tomar sol y nadar en la energía- usted puede preguntarse si un día los humanos no serian capaces de desarrollar una tecnología que nos convirtiera en máquinas de fotosíntesis extremadamente eficientes?

Según las Actas de la Academia Nacional de Ciencias:

"Los cloroplastos sólo contienen suficiente ADN para codificar alrededor del 10% de las proteínas necesarias para mantenerse en funcionamiento. Los otros genes necesarios se encuentran en el ADN nuclear de las algas. Así que la pregunta siempre ha sido: ¿cómo puede seguir funcionando una célula animal que le falta todas estas proteínas? Parece que el gen en las células sexuales de las algas del E. chlorotica podría ser pasado a la siguiente generación. Otros animales son capaces de aprovechar la luz del sol después de comer plantas, pero esto es sólo porque adquieren las células enteras de las plantas, lo que es muy diferente a la transformación de una célula animal en una de planta por energía solar que ocurre en un híbrido planta-animal".

Aunque parezca exitante la idea de vivir del sol sin necesidad de trabajar para conseguir nuestro alimento -algunos millonarios lo hacen-, es poco probable que los seres humanos puedan convertir energía fotosintéticamente de esta manera.... Nuestro tracto digestivo sólo digiere toda la materia -tanto los cloroplastos como el ADN-. ¿Que opinas?

Visto en: darkroastedblend-
Palabras clave: reino animal, reino vegetal, híbrido, fotosintesis, clorofila, cloroplastos, energía solar, células, rendimiento energético, evolución, vida submarina, babosa de mar.

1 comentario:

  1. Un bichito de lo mas curioso, sin duda. Creemos que lo sabemos todo sobre nuestro planeta y los seres que lo habitan, y no es asi. Aun nos queda tanto por descubrir... con respecto a lo de hacernos fotosínteticos, sería útil, sin duda, pero no creo que fuera posible.

    ResponderEliminar

Todos los mensajes son moderados por el administrador