Vista dinámica

domingo, 30 de septiembre de 2012

Errores de percepcion de nuestra mente

Incoherencia y rarezas de la mente

Todos hemos experimentado un “déjà vu” en algún momento de nuestras vidas; tal es así que el término francés está completamente integrado al vocabulario español (e inglés) para definir esas sensación de que algo que acaba de pasar ya lo hemos experimentado anteriormente. La mente es una cosa maravillosa, hay tanto sobre ella cuál sigue siendo un misterio en estos días. La ciencia puede describir fenómenos extraños, pero no puede explicar sus orígenes, muchos de estos casos son desconocidos en el reino psicológico. Veamos algunos de estos fenómenos mentales, tratando si es posible, de no llevarlos a la practica, a ver si nos viene a buscar de la Matrix el ajente Smith.

1. “Jamais vu”, el fenómeno contrario al “déjà vu”

Jamais vu

Jamais vu (“nunca visto” en francés) describe una situación familiar que no se reconoce, la extrañeza que sentimos ante una experiencia habitual –nuestra propia casa, la cara de nuestra pareja o el nombre de un objeto- al creer erróneamente que nos enfrentamos a él por primera vez. Normalmente es considerado como lo contrario al déjà vu. En resumen el observador no reconoce la situación, a pesar de saber racionalmente que ha estado en ella antes. Sin embargo, dicen los expertos, el 60% de las personas ha experimentado en algún momento un jamais vu.

El psicólogo británico Chris Moulin presentó un caso experimental en torno al jamais vu durante un congreso sobre la memoria celebrado en 2006. Moulin pidió a 92 personas que escribieran palabras comunes, como “puerta”, 30 veces durante un minuto. Cuando más tarde pidió a los participantes que explicaran sus experiencias, dos tercios de ellos sintió algún síntoma de jamais vu. Por ejemplo, sentían que la palabra “puerta” estaba inventada o no correspondía con la realidad “puerta”.

La explicación del psicólogo para este fenómeno es que “cuando miras a algo durante un tiempo suficientemente prolongado, la mente se cansaba y perdía todo su significado”. Esta conclusión implica unas terribles implicaciones del jamais vu con nuestros seres queridos o nuestra propia casa: nuestra mente se ha cansado de ellos, es decir un síntoma de fatiga cerebral..

Déjà vu y jamais vu son sólo dos de los diversos errores de percepción de nuestra mente respecto al mundo externo. Otras, todas ellas descritas con nombres franceses, son el déjà sentí, el déjà véçu o el presque vu, casi visto, más conocido en castellano con la perífrasis “lo tengo en la punta de la lengua”.


2. Déjà Vu

Déjà Vu

El término déjà vu o paramnesia describe la experiencia de sentir que se ha sido testigo o se ha experimentado previamente una situación nueva. Sientes como si el acontecimiento ya haya pasado antes o se esté repitiendo. La experiencia "anterior", por lo general, es atribuida a un sueño, pero a veces hay un sentimiento firme de que realmente ha ocurrido en el pasado.


3. Déjà Vécu

Déjà Vécu

Sensación más intensa que el déjà vu, caracterizada por la seguridad de que lo que se está viendo o diciendo justo en ese momento ha sido vivido hace tiempo y no se recordaba, normalmente acompañada por la sensación de saber lo que va a suceder a continuación.


4. Presque Vu

Presque Vu
-¿Cuanto cuesta la lengua?
-Espera, sé la respuesta. Lo se, lo se, Oh! ya casi lo tenía. Es que estoy tan cerca, es.... uh!

Presque vu es la fuerte sensación de recordar algo, pero sin llegar a hacerlo. Coloquialmente se conoce como "tener algo en la punta de la lengua"


5. L’esprit De l’Escalier

L’esprit De l’Escalier

Es una expresión francesa que describe la sensación que tenemos cuando nos viene a la mente, demasiado tarde, la acción que deberíamos haber tomado en un determinado momento anterior. La palabra alemana "treppenwitz" se utiliza para expresar la misma idea. Este fenómeno, por lo general, viene acompañado de un sentimiento de pesar por no haber pensado en la respuesta cuando era más necesario o conveniente


6. Déjà Visité

Déjà Visité

Déjà visité es el nombre que recibe la sensación de conocer lugares en los que no se ha estado nunca antes. Nathaniel Hawthorne escribió sobre esta experiencia en su libro Our Old Home (Nuestra vieja casa). Visitó un castillo en ruinas y tenía pleno conocimiento de su diseño. Más tarde descubrió que se debía a un poema de Alexander Pope que había leído muchos años atrás, en el que el castillo estaba descrito con precisión.


7. Prosopagnosia

Prosopagnosia

Prosopagnosia es la incapacidad de reconocer rostros de personas u objetos familiares. Quien experimenta este trastorno es normalmente capaz de reconocer a las personas por otros detalles, como su perfume, su pelo, el sonido de su voz, o incluso su forma de andar. A pesar de que se creyó que este trastorno era consecuencia de un traumatismo en el cerebro, actualmente se han documentado casos de personas que lo padecen desde su nacimiento. Un caso clásico de este trastorno se vio en el libro llamado El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, de Oliver W. Sacks.


8. Síndrome de Frégoli

Síndrome de Frégoli

El síndrome de Frégoli alude a un trastorno delirante que consiste en la creencia de que personas conocidas tienen otra identidad. Por ejemplo, creer que el cónyuge, es en realidad un hermano fallecido, que de alguna forma ha ocupado su cuerpo, y sólo la persona delirante sabe reconocerlo.


9. Mal De Capgras

Mal De Capgras

El Mal o Síndrome de Capgras es un trastorno mental que afecta a la capacidad de identificación del sujeto. Este cree que una persona, generalmente un familiar, es reemplazado por un impostor idéntico a esa persona. Este fenómeno es más común en gente con esquizofrenia, pero puede darse en otros casos.


10. Déja Senti

Déja Senti

Difícil de describir. Es como sentir que mientras divaga la mente en un asunto cotidiano, y por acción de otra voz (familiar o no) o de la propia verbalización del pensamiento con alguna frase o palabra en particular, se empieza a vivir un lapso de pensamiento que no es acorde con lo que se vive en ese momento, para seguidamente darse cuenta de que no fue normal y segundos después olvidar qué fue lo que se pensó en ese lapso. Suele ser frecuente en personas que sufren de epilepsia del lóbulo temporal.

Yo he sufrido alguna vez deja vu!!! A ti, ¿Cuál te ha parecido más extraño?

Visto en: cookingideas-
Mas info: taringa-
Palabras clave: rareza de la mente, incongruencia, mental, cerebro, psicología, deja vu, jamais vu, percepción, fatiga, error, pensamiento, situaciones cotidianas.

4 comentarios:

  1. Justo antes de comenzar un examen tengo Jamais vu, durante Presque vu, y después del examen tengo Lésprit de l'Escalier. Típico ¿no? :D

    El Déjà vu con bastante frecuencia, y el Déjà vécu también; en ese justo momento me siento como Nostradamus creyendo saber lo que va a ocurrir, pero no me viene nada a la mente.

    ResponderEliminar
  2. También he tenido deja vu y se siente tan extraño... Ahora muy loco lo del "síndrome de Fregoli" Me encantó la nota y podría decir que es una de las mas interesantes que he visto!

    ResponderEliminar
  3. Interesante, yo deja vus he tenido mucho, pero de lo demas... una vez tuve un jamais vu con el lavabo de mi casa, es de color rosa, pero, tras regresar de vacaciones, yo insistia en que lo habian cambiado, que era blanco. Fue una sensacion muy rara. Son trampas y sintomas curisoso de la mente, la verdad.

    ResponderEliminar
  4. Déjà Vécu y Déja vu

    las dos me son muy familiares ya que en muchas ocasiones me han sucedido lo mas extraño es que real mente suceden las cosas que creo que sedaderan luego de darme cuenta que ello ya lo a vivido o por lo menos loe antispasto ""lastima que solo se anticipa unos segundos jaja

    ResponderEliminar

Todos los mensajes son moderados por el administrador