Vista dinámica

domingo, 27 de noviembre de 2011

San Bartolomé: aeropuerto no apto para cardiacos

San Bartolomé: aeropuerto no apto para cardiacos

Si los despegues en el aeropuerto Princesa Juliana en St. Maarten son frenéticos, lo que sucede con los aterrizajes en el pequeño aeropuerto Gustaf III son mas que delirantes. El aeródromo está situado en la isla de San Bartolomé, otro de los territorios franceses en el Caribe; la capital del lugar es Gustavia, que, como el aeropuerto, debe su nombre a Gustavo III de Suecia, bajo cuyo reinado se conquistó esta isla para el país nórdico (y posteriormente se vendió a los franceses). El aeropuerto está situado al este de la Isla (que apenas cuenta con 25 kilómetros cuadrados de superficie) y su situación hace que despegar y, sobre todo, aterrizar allí sea tan difícil como espectacular.

San Bartolomé: aeropuerto no apto para cardiacos
Tomando tierra en St. Barts

La pista discurre desde la mismísima playa, como en San Martín (St. Maarten), pero a diferencia de lo que ocurre con la isla franco holandesa, la otra cabecera de pista se encuentra en las faldas de una colina con una generosa pendiente. Por lo alto de esa colina, de apenas unas decenas de metros de alto, discurre una carretera, lo que permite a los sufridos conductores aterrorizarse convenientemente, y a los spotters tomar unas fotos de impresión. La pista es extremadamente corta (apenas 650 metros), lo que únicamente permite aterrizar a aviones de hasta veinte pasajeros, pero pese a ello las escenas que se pueden vivir en ese tramo de asfalto pueden llegar a ser un tanto inquietantes.

San Bartolomé: aeropuerto no apto para cardiacos

Desde el aeropuerto de Saint Barth sólo se puede volar a islas cercanas (San Martín, Puerto Rico, Anguila, San Cristóbal, Santa Lucía…), pero curiosamente un territorio tan minúsculo (25 kilómetros cuadrados y apenas 8.500 habitantes) dispone de su propia “aerolínea de bandera”, St Barth Commuter, que, con una pequeña flota de cinco aviones a hélice une el islote francés con otros peñascos caribeños de similar tamaño como Montserrat (Reino Unido) o San Eustaquio (Países Bajos). Toda una Mini Unión Europea, la que tienen en el Caribe.

San Bartolomé: aeropuerto no apto para cardiacos

En la imagen superior, se puede observar un avión regional de la Winair aterrizando desde el mar; la pista se encuentra justo donde termina la arena de la playa. Impresiona comprobar que no hay ningún tipo de verja entre la playa y la pista de aterrizaje del aeropuerto.

San Bartolomé: aeropuerto no apto para cardiacos


Para finalizar pueden ver a continuación un video donde se muestra una avioneta que pasa a apenas unos metros de la cima de la colina en su aproximación al aeropuerto. Debido a una mala aproximación (más alta y veloz de lo habitual) termina mal aunque afortunadamente sin concecuencias humanas.



Visto en: fronterasblog
Palabras clave: Aeropuerto, frenetico aterrizaje, accidente, caibe, Princesa Juliana, St. Maarten, Gustaf III, San Bartolomé.

1 comentario:

  1. Ay madre, habra que andarse con muchisimo cuidado por allí, ¿No?

    ResponderEliminar

Todos los mensajes son moderados por el administrador