Vista dinámica

martes, 17 de mayo de 2011

Esculturas con liquidos - Fotografias de alta velocidad

Esculturas con liquidos fotografiadas a alta velocidad

Martin Waugh combina el arte y la ciencia para captar la belleza infinita de la naturaleza.

A lo largo de la historia, el agua ha calmado el alma y el espíritu, también ha curado a los heridos y además es un elemento indispensable para la vida y por tal motivo la importancia de la misma.
La creatividad de Martín -oriundo de Boulder, Colorado, Estados Unidos- sobre el uso de la fotografía de alta velocidad hacen posible la captura de las suaves curvas de los líquidos, provocando una sensación infantil de diversión y fantasía. Las interpretaciones de su obra a menudo se revelan tanto sobre el espectador como sobre el artista.




Esculturas con liquidos fotografiadas a alta velocidad

Al variar el tamaño, velocidad y posición de las gotas, así como la viscosidad, el color, y la tensión superficial, Martin crea un panorama de color, movimiento e intriga.
Este artista (o mas bien hobbista) recibió su licenciatura en Física en el Lewis and Clark College de Oregón. Actualmente vive en Portland, donde ha remado muchos de los magníficos ríos de agua dulce que la región tiene para ofrecer -dado que es otro de sus pasatiempos-. Su obra se encuentra en colecciones de arte de museos, en corporaciones y privados.

Esculturas con liquidos fotografiadas a alta velocidad

¿Pero, como es el proceso técnico de creación de estas imágenes?. En palabras del propio Martin:

"Lo que se ve en este sitio son fotografías de alta resolución de los líquidos en movimiento, capturadas con una cámara fotográfica con flash de alta velocidad. Puedo usar Photoshop para limpiar el fondo o modificar el equilibrio del color, entre otras cosas. Sin embargo no altero las formas o la composición de las imágenes. Lo que ves es lo que la naturaleza proporciona".

Esculturas con liquidos fotografiadas a alta velocidad

La primera fotografía de alta velocidad de  fue tomada alrededor de 1851, por William Talbot. Él utilizó una chispa eléctrica para capturar el movimiento, al igual que AM Worthington cuando creó las imágenes para su libro de 1908, del estudio de salpicaduras . Sin embargo, la disciplina no se expandió realmente si no hasta la década de 1930 cuando el Dr. Harold Edgerton, del MIT inventó el tubo de flash de xenón, y asombró al mundo. Su creación sigue siendo la base de todos los flashes fotográficos modernos.

Esculturas con liquidos fotografiadas a alta velocidad

Finalmente Martin aclara: "Los desafíos en mi trabajo fotográfico se resolvieron en su mayoría por estos pioneros, y por el advenimiento de la computadora. Ahora mi principal esfuerzo está en orquestar las luces y líquidos para crear bellos colores y formas. Las mismas características de los líquidos que los hacen tan visualmente atractivos, también los hacen difíciles de controlar. Allí se encuentran desafíos irresistibles pero también recompensas satisfactorias".
Blog personal de Martin: martin-waugh.
Web oficial: liquidsculpture

3 comentarios:

Todos los mensajes son moderados por el administrador